33 preguntas para conocerte mejor a ti mismo

El autoconocimiento es una de las grandes deudas de las últimas generaciones. Buena parte de los problemas y los conflictos internos y externos se deben a que no nos atrevemos a hacer un ejercicio de introspección. Si quieres reflexionar al respecto, te presentamos 33 preguntas para conocerte mejor a ti mismo.

Contrario a lo que muchos piensan, hacer un ejercicio de este tipo solo se traduce en ventajas y beneficios. No solo logras afrontar cara a cara a tus demonios, sino que también descubres una parte de ti que ignorabas por completo. Ese es el objetivo de nuestras preguntas para conocerte a ti mismo, de manera que al final puedas decir que sabes un poco más de ti de lo que sabías al empezar.

Las mejores preguntas para conocerte a ti mismo

Los investigadores están de acuerdo en que hacer ejercicios de reflexión interna es útil para ajustar la empatía que sientes con los demás. En efecto, al descubrir diferentes ángulos de ti mismo puedes entender mejor la forma en que tus amigos, colegas y familiares te perciben.

Además de esto, y siguiendo también a los expertos, un ejercicio de introspección puede ser útil para aumentar tus cualidades de liderazgo. Después de todo, y aunque es cierto que descubres también tus atributos, en general esta dinámica permite que salgan a la luz tus puntos débiles.

Al descubrirlos puedes trabajar en ellos, lo que a su vez se traducirá en una mejora de tus actitudes. Con esto mente te dejamos con las mejores preguntas para conocerte a ti mismo.

1. ¿Cuáles son los valores en los que creo?

En especial aquellos relacionados con la política, la religión, la ética, la educación y los problemas sociales. No puedes empezar ningún viaje hacia el interior sin antes definirte. Permanecer en la indefinición es una receta segura para el fracaso, la inseguridad y la incoherencia de tu hablar y hacer.

2. ¿Cuál es mi mayor logro?

No el mayor logro de tus últimos meses o años, sino el mayor logro en general. Aquella cosa que más te enorgullece y que define muy bien tu carácter, esfuerzo y dedicación.

3. ¿Cuál es mi mayor fracaso?

Así como debes reflexionar sobre tus logros, también debes hacer lo mismo con tus fracasos. No solo hay que recordar qué fue o qué te llevó a ello, sino que debes tratar de recuperar una enseñanza útil que puedas aplicar en tu vida actual. Después de todo, ese es el objetivo de las preguntas para conocerte a ti mismo.

4. ¿Cuáles son mis metas a corto, medio y largo plazo?

En caso de que no existan, entonces es el momento perfecto para delimitarlas. De existir revisa con meticulosidad el plan y el cronograma para llegar a ellas. Qué estás haciendo y qué no para cumplir con dichos objetivos.

5. ¿Qué es aquello que me causa mayor diversión hacer?

No importa que sea solo o en compañía, lo importante es que reflexiones sobre aquello que te hace más feliz. Una vez lo tengas en mente podrás mediar para que puedas experimentarlo de manera más seguida en tu vida.

6. ¿Cuándo fue la última vez que fui feliz?

Piensa de forma detenida en la respuesta y recrea en tu mente el o los momentos. Luego, identifica qué fue exactamente lo que te hizo feliz. ¿Fue una persona? ¿Una acción? ¿Un sentimiento?

7. ¿Cuáles fueron las ultimas tres mentiras que dije, a quién y por qué?

Esta parece una de las preguntas para conocerte a ti mismo más ingenuas, pero en realidad es una de las más importantes. Pensar de manera objetiva sobre tus mentiras y la frecuencia con la que las utilizas te ayudará a determinar si eres una persona sincera. La sinceridad puede abrirte muchas puertas, la mentira te las cierra.

8. ¿Estoy a gusto con mi propio cuerpo?

¿Puedes decir que aceptas la imagen que observas en el espejo? De no ser así, ¿qué puedes hacer al respecto? Las influencias de las redes sociales, el cine y la publicidad pueden alterar tus aspiraciones de un cuerpo realista. La ficción nunca se debe tener como equivalente para la realidad, recuérdalo en todo momento.

9. ¿Cuáles son mis puntos débiles?

No solo te contentes con pensar en ellos, escríbelos y recoge un ejemplo de cómo esa debilidad ha jugado en tu contra alguna vez en tu vida. ¿Se trata de algo que puedes mejorar? ¿Lo puedes hacer solo o requieres ayuda? Trabajar en tus debilidades es una de las mejores consecuencias de hacerte preguntas para conocerte a ti mismo.

10. ¿Cuáles son mis puntos fuertes?

Las preguntas para conocerte a ti mismo ayudan a afrontar la vida
Hacer un balance sobre lo bueno y lo malo de nuestra personalidad no solo es importante para conocernos mejor, sino para afrontar de forma adecuada las dificultades de la vida.

Dado que la dinámica se basa en contrastes, también date la oportunidad de pensar en tus puntos fuertes. Haz el mismo ejercicio de escribirlos, y selecciona así ejemplos de cómo estos te han servido alguna vez. De igual manera, intenta descubrir qué puedes hacer para potenciar esas habilidades.

11. ¿A cuáles personas considero mis mejores amigos?

En el momento presente de tu vida, por supuesto. Haz ejercicio de sinceridad y piensa en cuáles amistades están siempre ahí para ti, y viceversa. Luego, procura reforzar esa amistad y trabajar en ella para que no se derrumbe.

12. ¿Qué tan apegado estoy ahora mismo de mi familia?

Resulta inevitable para muchos que con el tiempo se separen de la familia. El trabajo, las obligaciones, las responsabilidades de adulto y demás pueden hacerte distanciarte de ella. A veces no te das cuenta de ello hasta que reflexionas al respecto.

13. ¿Cuál es mi mayor miedo?

Todos tenemos miedos, solo que algunos no se dan la tarea de afrontarlos. Puedes tener miedo al fracaso, a la muerte o al amor. También, puede que estos miedos sean irracionales; lo que da lugar a las fobias.

14. ¿Cómo podría definir lo que es el éxito?

El éxito define buena parte de la vida del hombre, de manera que no estaría mal que trataras de definirlo. Revisa nuestro artículo sobre qué es el éxito para meditar más al respecto.

15. ¿Qué cosa me dice a diario esa vocecilla que me niego escuchar?

Una vocecilla que todos ocultamos, pero que sus gritos nunca pasan desapercibidos. Esta dinámica es el momento perfecto para sentarte en silencio y te dediques a escucharla.

16. ¿Ahora mismo cómo terminaría la frase: ojalá pudiera…?

Nuestros deseos e ilusiones de vida muchas veces pasan a un segundo plano. Pensar en ellos ocasionalmente te permite descubrir si estás satisfecho en cuanto a lo que esperas de la vida. Completa esta frase y luego medita si esta dista mucho de tus experiencias actuales. De ser así, qué puedes hacer para cambiarlo.

17. ¿Guardo resentimientos hacia alguien dentro de mí?

El resentimiento es una espina que, lejos de dañar a los demás, te daña a ti mismo. Las peleas, los conflictos, las discusiones y los problemas con los demás pueden hacer que guardes resentimientos hacia ellos, aun cuando esto haya sido hace años. Resuelve los conflictos internos y asegúrate de perdonar y seguir adelante.

18. ¿Cuándo fue la última vez que hice algo bueno por alguien?

¿Qué cosa fue? ¿Por qué lo hiciste? ¿Cómo te sentiste al respecto? Para muchos la bondad es la fuente de la felicidad, prosperidad y paz. Si no recuerdas cuándo fue la última vez que fuiste bondadoso, a lo mejor debas replantearte qué puedes hacer para incluir la bondad como filosofía de vida.

19. ¿Qué cosa me hubiera gustado empezar a hacer antes en mi vida?

Cualquier cosa, desde empezar a estudiar antes un idioma hasta materializar tu propio emprendimiento. Esto te servirá de lección para ser más decidido con las cosas que haces. De igual manera pregúntate qué cosas deseas hacer y puedes empezar hoy mismo para que se vuelva una realidad.

20. ¿Qué aspectos de mi actual vida podría decir que me preocupan?

Es imposible que estemos 100 % conformes con nuestra vida. Siempre habrá algo que se escape a nuestras manos, y eso está bien. Sin embargo, muchas veces sí podemos cambiar algunos aspectos para lograr acercarnos más a ese porcentaje. Esto pasa por reflexionar sobre qué aspectos te preocupan de tu vida actual y cómo lo puedes gestionar.

21. De 1 al 10, ¿qué tan bien puntúo el control de mis emociones?

Controlar las emociones es tanto un arte como una necesidad. Muchas veces se piensa que se enfoca a lo que algunos denominan emociones negativas, como por ejemplo la ira, la tristeza o el odio. Sin embargo, también debes controlar la alegría, la felicidad y el amor. Cualquier sentimiento desbordado es un sentimiento que te controla.

22. ¿Soy una persona realista o idealista?

En términos muy generales podemos catalogar a las personas como realistas o idealistas. Los idealistas viven en el mundo de las esperanza, de la ilusión y el deseo, con frecuencia desconectados de la realidad. Los realistas viven según las normas de la vida, y evitan hacerse ilusiones que no se corresponden a ella.

23. ¿Qué pienso acerca del amor?

El amor es una de las experiencias más importantes de la vida. Es una que define tu estabilidad, el modo en que te relacionas con los demás y la estabilidad de estas relaciones. Si has tenido experiencias negativas en el pasado, quizá debas replantearte lo que piensas acerca del amor.

24. ¿Hay un talento que por una u otra razón nunca he explotado?

Aun cuando pienses que no eres una persona especialmente talentosa, en el fondo todos tenemos un talento oculto. En ocasiones es algo que podemos usar a nuestro favor, de manera que solo debemos afinarlo. Por ejemplo, puede que tengas capacidades excepcionales de liderazgo, de memoria, para dibujar o para cantar.

25. ¿Qué tan a gusto estoy con mi trabajo actual?

Al igual que el amor es una de las experiencias más importantes del hombre, el trabajo también lo es. Después de todo, buena parte de tu vida tendrás que dedicarla a ello. ¿Podrías decir que hoy estás a gusto con tu trabajo? Convivir en un ambiente laboral agradable es imprescindible para puntuar tu vida de manera positiva.

26. ¿Qué es aquello que me gusta mucho hacer pero desde hace tiempo no hago?

No hablamos de lo que más te gusta, como ya recogimos antes en algunas preguntas para conocerte a ti mismo, sino algo que te gusta desde hace tiempo y que no haces ya. Pasear en bicicleta, hacer senderismo por la montaña, tejer o pintar. Descubrirás que has dejado de hacer cosas que disfrutas, y así podrás incluirlas de nuevo en tu día a día.

27. ¿Cómo valoro mis relaciones de pareja pasadas?

Las preguntas para conocerte a ti mismo tocan el tema del amor
En ocasiones, las experiencias amorosas pueden marcarnos profundamente. Saber identificar cómo sucedió y qué cambios generaron en nosotros es fundamental.

Ya te hemos invitado a reflexionar sobre el amor, ahora te invitamos a hacerlo sobre tus relaciones de pareja pasadas. ¿Cómo las valoras una a una de manera general? ¿Por qué crees que salieron mal? ¿Harías algo diferente? Y, lo más importante: ¿has aprendido algo de ellas?

28. ¿Soy la misma persona que hace un año?

Si estás haciendo las cosas bien, la respuesta es no. 365 días son 365 experiencias diferentes, las cuales tienen que dejarte un par de enseñanzas que te harán pensar o actuar de manera diferente. Si piensas y actúas igual, quizá debas reflexionar al respecto.

29. ¿Me miento a mí mismo de alguna manera?

Puede que seas una persona muy sincera con los demás, pero puede que elijas mentirte a ti mismo de manera constante. Mentirte sobre tu estado de felicidad, tu satisfacción de pareja, en quién eres en realidad o lo que te gustaría hacer. Mentirte a ti mismo es el camino ideal para crear frustraciones en el futuro.

30. ¿Ahora mismo podría decir que tengo un estilo de vida saludable?

En cuanto a la alimentación, el ejercicio, el control de tus niveles de estrés, el cuidado de tu aspecto y demás. Sí, a veces es complicado lograr un equilibrio perfecto entre una vida saludable y la jornada laboral, pero esto no es una excusa para no tratar de intentarlo.

31. ¿Soy una persona positiva o negativa?

Al igual que el conflicto idealismo-realismo, también puedes reflexionar acerca de si eres alguien positivo o negativo. No nos referimos a que te catalogues de uno u otro lado, sino que explores qué beneficios y consecuencias te ha traído adoptar una u otra actitud.

32. Si conociera a una persona que fuera un doble de mí en cuanto a personalidad, carácter y comportamiento, ¿lo querría como amigo?

Una pregunta que pone el dedo en la llaga, pero que no debes dejar de hacer para replantearte el tipo de amistad que ofreces a quienes te rodean.

33. ¿Soy una persona dogmática o estoy abierta a cambiar de opinión?

Cambiar de opinión no es un capricho, es algo que debemos hacer para evitar estancarnos. Si estás abierto a hacerlo también lo estarás a superarte a ti mismo, a probar con nuevas experiencias y a desterrar la monotonía de tu vida. Por el contrario, el dogmatismo no hace más que atarte a cadenas e impedirte avanzar.

Con este comentario finalizamos nuestra selección de mejores preguntas para conocerte a ti mismo. Esperamos que sea de ayuda que para que conectes contigo mismo y puedes utilizar las reflexiones como aprendizaje de vida.

The post 33 preguntas para conocerte mejor a ti mismo appeared first on Mejor con Salud.

admin

Aficionado en el mundo Warez y de la criptomonedas, puede visitar mi página para ver las mejores faucets y ganar satoshis gratis.

Website: https://bonus.satoshigratis.ga/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *