8 preguntas filosóficas para pensar

La filosofía es una disciplina que intenta comprender el mundo y la existencia humana desde tiempos inmemorables. Por lo general, las preguntas filosóficas no demandan una respuesta concreta y definitiva, sino que invitan al debate, a la reflexión, e incluso a la polémica. Algunos ejemplos serían “¿Dios existe, somos libres, qué es el bien y el mal?”.

Estos cuestionamientos buscan dar respuesta y conocer los enigmas que se esconden detrás de una diversidad de fenómenos y situaciones. A continuación presentaremos algunas de las preguntas filosóficas más interesantes, que han despertado las discusiones más acaloradas entre diversos pensadores y que todavía siguen sin tener una respuesta definitiva.

Preguntas filosóficas para pensar

Las preguntas que presentamos aquí, seguramente te dejarán reflexionando. ¡No te las pierdas!

1. ¿Hay vida después de la muerte?

Difícilmente encontremos a alguien que no se haya hecho esta pregunta. Y es que se trata de uno de los grandes cuestionamientos de la existencia humana.

Ahora bien, si nuestra consciencia sigue existiendo después de la muerte, debemos asumir que existe algo inmaterial que nos conforma (es decir, un alma). Pues sería esa sustancia la que trascendería.

Sin embargo, hasta el momento no existe evidencia confiable que sustente la existencia de un alma. Y mucho menos que esta prevalece después de la muerte. Pero tampoco se ha demostrado lo contrario. Por lo tanto, sigue siendo un cuestionamiento cuya respuesta depende de las creencias de cada quien.

Cadáver.
La muerte es un gran tema de la filosofía, pues genera interrogantes que todos nos hacemos alguna vez.

2. ¿En realidad tenemos libre albedrío?

Este cuestionamiento trata el dilema del determinismo, que tiene que ver con el hecho de si nuestras acciones están predeterminadas por una cadena causal de eventos que le preceden o si somos verdaderamente seres libres, que toman decisiones en función de su propia voluntad. En otras palabras, si todo pasa por una razón o somos la razón de que todo pase.

Como en la pregunta anterior, esta cuestión no tiene una conclusión definitiva. Por un lado, podemos decir que el ser humano es capaz de tomar sus propias decisiones, pero estas apenas representan una fracción mínima de todas aquellas cosas que se escapan de nuestro control y voluntad.

Un hombre puede hacer lo que quiere, pero no puede querer lo que quiere.

Arthur Schopenhauer

En este sentido, podemos asumir que existe el libre albedrío, pero siempre enmarcado dentro de un número limitado de posibilidades que nos presenta la vida. Estamos hablando de una compatibilidad entre libertad y determinismo. No obstante, algunos filósofos no están de acuerdo.

3. ¿Cuál es el secreto de la felicidad?

Muchos también nos hemos hecho esta pregunta y las agencias publicitarias lo saben muy bien, pues nos venden cualquier cantidad de productos haciéndonos creer que en ellos podemos encontrar la felicidad.

Lo cierto es que esta pregunta es bastante compleja y despierta un gran debate, en tanto que nos sitúa ante otras cuestiones como si existe una fórmula que nos haga felices a todos. O si lo que me hace feliz es diferente de aquello que hace feliz a los demás.

Esta pregunta parece apuntar más a cada uno, pues hasta el momento no hemos encontrado el elixir de la felicidad. No obstante, preguntarnos a nosotros mismos esto puede ser un reto, ya que no siempre sabemos qué cosas nos dan felicidad realmente.

4. ¿Hay objetividad o es todo subjetivo?

Una cosa es comprender el mundo de manera objetiva y otra es percibirlo a través de un marco exclusivamente objetivo. Y es que solo podemos percibir el mundo a través del filtro de nuestros sentidos, lo que permite que el conocimiento sobre lo que nos rodea esté bastante limitado a ellos.

Es decir, lo que hemos visto, tocado, olido y conocido se ha filtrado a través de nuestros procesos fisiológicos y cognitivos. Por tanto, nuestra experiencia del mundo es subjetiva.

Por ejemplo, imagínate poder percibir la luz ultravioleta o tener el olfato de los perros. Nuestros sentidos no pueden aprehender la totalidad de la realidad, lo que hace que el conocimiento no sea objetivo. Aunque ha habido filósofos que defienden que sí asimilamos el mundo tal cual es ¿Y tú? ¿Qué opinas?

5. ¿Cuál es el mejor sistema moral?

Otra de las preguntas filosóficas más debatidas tiene que ver con las nociones del bien y el mal. Aunque muchos creen haber descubierto la fórmula perfecta para evaluar en moral las acciones de los humanos y establecer un código de ética justo y universal, la verdad es que suelen estar equivocados.

Esto se debe a que la vida no es tan sencilla como para que exista una ética universal y absoluta. La regla de oro es tratar a los demás como te gustaría que te tratasen, pero esto no siempre aplica a todas las circunstancias. Por ejemplo, ¿qué debemos hacer con los criminales?

Además, la simplicidad de la regla deja por fuera escenarios mucho más complejos, como si es moralmente correcto sacrificar a unos pocos para salvar a muchos. O qué tiene más valor: la vida de un recién nacido o la de un simio adulto.

Dicho esto, vemos cómo las acciones dependen de las circunstancias y de la psicología individual. Además, la valoración moral también depende, en gran medida, de la cultura. Por tanto, no se trata de un tema con una conclusión definitiva.

6. ¿Dios existe?

Este cuestionamiento será respondido en función de las creencias de cada persona. Y cada uno fundamentará la existencia (o inexistencia) de Dios de acuerdo a ellas.

Lo cierto es que no sabemos lo suficiente sobre el funcionamiento del universo. Por tanto, no estamos preparados para realizar grandes afirmaciones sobre la naturaleza de la realidad o para determinar si existe o no un Dios creador y omnipotente.

7. ¿Cuál es el sentido de la vida?

Esta es una de las preguntas filosóficas que se han encargado de responder los filósofos humanistas y existencialistas. Sin embargo, no es un cuestionamiento que solo les compete a ellos, pues la mayoría de nosotros también nos la hemos formulado.

A lo que parece apuntar este cuestionamiento es que el sentido de la vida es el que cada quien le quiere dar. Ahora bien, la cuestión se pone interesante cuando nos preguntamos el papel que juega el sentido o propósito en nuestras vidas.

Felicidad y sentido de la vida en una mujer en la playa.
Las cuestiones de la felicidad, el sentido de la vida y el propósito son inherentes a la naturaleza humana. Buscar la plenitud es algo que anhelamos.

8. ¿Somos buenos o malos por naturaleza?

Esta es una de las preguntas filosóficas más debatidas. Por un lado, se encuentran aquellos filósofos que defienden que el hombre es bueno por naturaleza y que es la sociedad la que lo corrompe, como afirmaba Jean-Jacques Rousseau.

Mientras que para otros, como Hobbes, el ser humano es malo por naturaleza, de modo que para poder convivir necesita un poder absoluto, una ley autoritaria que controle el impulso agresivo que surge de la motivación egoísta de todos los seres.

No obstante, hay una tercera posición a este dilema. Y es que el hombre no es naturalmente bueno ni malo. Esto dependerá de una serie de variables, tales como la crianza, las experiencias, la herencia y la genética, entre otros.

Preguntas filosóficas para la vida cotidiana

Reflexionar sobre estas y otras preguntas filosóficas, sin dudas nos ayudará a ser más críticos y más abiertos de mente. Pues se trata de cuestiones en las que no conviene quedarse solo con la opinión propia. Como ya comprobamos, son temas complejos, cuya riqueza e interés radica en la variedad de respuestas.

The post 8 preguntas filosóficas para pensar appeared first on Mejor con Salud.

admin

Aficionado en el mundo Warez y de la criptomonedas, puede visitar mi página para ver las mejores faucets y ganar satoshis gratis.

Website: https://bonus.satoshigratis.ga/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *