Cómo curar un tatuaje recién hecho

El cuidado posterior de un tatuaje es tan importante como la elaboración del tatuaje en sí mismo. Su cicatrización, la preservación del color, su duración y por supuesto las posibles complicaciones están asociadas de manera directa a cómo se cuidó luego de salir del estudio. Si tienes dudas sobre ello, hemos preparado una guía sobre cómo curar un tatuaje recién hecho.

Por supuesto que no es nuestra intención sustituir el juicio del tatuador. En teoría deberías seguir las indicaciones de este, ya que su experiencia, técnica y las características del diseño pueden demandar cuidados especiales. Aun así, nuestros consejos para curar un tatuaje recién hecho te servirán de complemento, de orientación o de apoyo en caso de que así lo necesites.

Consejos para curar un tatuaje recién hecho

Para curar un tatuaje recién hecho hay que consultar con el tatuador
Es importante consultar con el tatuador cuáles son los cuidados específicos recomendados para la obra en cuestión.

De acuerdo con los investigadores, existen dos variables que inciden en el desarrollo de complicaciones al hacer un tatuaje: la falta de higiene en la elaboración del mismo y la fase de cicatrización y curado que debes hacer después. Puedes controlar la primera recurriendo a un profesional cualificado y la segunda aplicando una serie de consejos para curar un tatuaje recién hecho.

La finalidad de estos es favorecer a su cicatrización, prevenir infecciones y contribuir a la preservación de la apariencia estética del diseño (color, textura y demás). El cuidado depende del diseño, los colores usados, el tamaño y otras variables.

Los tatuajes con tinta blanca o roja requieren mayor cuidado, así como el estilo blackout. Te dejamos con recomendaciones básicas para curar un tatuaje recién hecho de acuerdo con los expertos.

1. Mantén el tatuaje vendado

Luego de terminar la sesión, el tatuador vendará la zona con una película de poliuretano. La finalidad de esta es aislar el área de posibles infecciones, evitar la fricción con objetos circundantes y controlar la temperatura. De acuerdo con muchas variables (diseño, lugar de elaboración, tintas usadas y demás) el artista te sugerirá quitarte el vendaje en un par de horas o en varios días.

En general, se recomienda mantener el vendaje entre 2 a 24 horas. Los diseños que están muy expuestos a la luz del sol pueden requerir varios días de aislamiento para sanar por completo (debes retirar el vendaje y sustituirlo por uno nuevo). Consulta con él sobre el tiempo sugerido, aunque por las dudas lo ideal es que lo mantengas en torno a 24 horas.

2. Retira el vendaje y lava la zona suavemente

Después de que hayas cumplido el tiempo promedio, procederás a retirar el vendaje. Es probable que observes la piel enrojecida, incluso puede haber exudación de tinta o líquido. Esto es normal, ya que estás en la primera fase de curación.

Tan pronto como retires el vendaje, lavarás la zona con agua templada y jabón antimicrobiano. Evita usar agua muy caliente o muy fría, ya que puede ser contraproducente para la piel en su estado actual.

Luego debes secar con suavidad el área (sin restregar) y aplicar posteriormente cremas antibacterianas. El artista te podrá recomendar cuál de todas usar, aunque las que se usan para la dermatitis de pañal por lo general son útiles.

3. Repite el lavado y curación varias veces al día

El lugar donde te has hecho el tatuaje, su tamaño y el color de las tintas determinarán la frecuencia del lavado. Por lo general, esta oscila entre 2 a 4 veces al día y debes extenderlo entre 2 y 4 semanas. Es importante tener en cuenta que desde el paso anterior no volverás a aplicar vendaje, esto al menos si el artista no te recomienda lo contrario. El lavado, el secado y la humectación posterior debes hacerlo con delicadeza.

4. Mantén la zona limpia y seca

Dado que estamos en las fases iniciales de curación, el prurito, la descamación y los pequeños sangrados son normales. De hecho, y de acuerdo con los estudios, son los síntomas más comunes durante los primeros cinco días. Para evitar complicaciones debes mantener la zona limpia y seca, algo que debes aplicar entre 2 semanas y 1 mes.

Por supuesto que puedes ducharte, pero evita ir a la piscina, a la playa o tomar baños prolongados durante el tiempo sugerido. También evita la exposición directa del sol durante el mismo tiempo y la fricción con prendas de ropa. Opta entonces por usar ropa holgada mientras la pieza se cura por completo.

5. No rasques la piel

En contra de tus impulsos debes evitar rascarte, ya que no solo te arriesgas a una infección, sino también a estropear el diseño del tatuaje. Resiste la tentación de hacerlo, y recuerda siempre que lo haces en pro de una cicatrización correcta. Para la mayoría de los tatuajes este proceso se completa entre 2 y 4 semanas.

6. Usa protector solar

Para curar un tatuaje recién hecho hay que protegerlo del sol
Uno de los cuidados fundamentales desde los primeros momentos luego de hacerse un tatuaje es proteger la zona del sol.

Cuando tu tatuaje ya haya cicatrizado casi por completo, puedes empezar a usar protector solar en caso de que esté en una zona visible. También es un hábito que debes implementar a largo plazo si deseas que el color y diseño perdure durante más tiempo. Reducir la frecuencia con la que te bañas en playas o en piscinas también es una buena idea para preservar el tatuaje.

Tal y como señala la evidencia, la mayoría de las complicaciones de hacerse tatuajes surgen por infecciones bacterianas. Estas se tratan a través de la ingesta de antibióticos orales, aunque siempre se recomienda la visita de un médico para valorar la zona y el progreso de la curación. Otras cosas que debes tener en cuenta para curar un tatuaje recién hecho son las siguientes:

  • Evita hacer actividades bruscas que te hagan sudar o que puedan hacerte friccionar la zona con un objeto u otras partes del cuerpo.
  • Lávate las manos con agua y jabón antes de iniciar el proceso de curado.
  • Evita tocar repetitivamente la zona.
  • Los humectantes que elijas no deben incluir alcohol o perfume.
  • Mantente alerta ante signos de infección o alergia para buscar ayuda inmediata.
  • No reduzcas los tiempos de curación sugeridos por el tatuador o expuestos en líneas anteriores.

Si tienes en cuenta lo que hemos expuesto y lo combinas con las indicaciones del artista, podrás disfrutar de una pieza perfecta a partir del primer mes. La sensibilidad de la piel, su color y otros factores pueden hacer que la curación total se extienda uno o dos meses extra.

The post Cómo curar un tatuaje recién hecho appeared first on Mejor con Salud.

admin

Aficionado en el mundo Warez y de la criptomonedas, puede visitar mi página para ver las mejores faucets y ganar satoshis gratis.

Website: https://bonus.satoshigratis.ga/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *