Natación en personas con necesidades especiales: recomendaciones y equipamiento

Las personas con necesidades especiales pueden beneficiarse mucho de la natación. Este es un deporte muy completo que involucra el sistema motor y psicomotor. De este modo, pueden ejercitar los músculos, los ligamentos, los tendones y las articulaciones.

Por lo anterior, es muy frecuente que los médicos recomienden la práctica de la natación a las personas con necesidades especiales. Esta no solo los mantiene en forma, sino que resulta ideal para aliviar diversas patologías, como el dolor de espalda.

Por si esto fuera poco, este deporte también produce efectos relajantes. Incluso, hay ocasiones en que la práctica de la natación permite reducir las dosis de medicamentos. Por todo ello, es más que aconsejable para las personas con necesidades especiales.

¿Cuándo se debe tener cuidado en la piscina?

Las personas con necesidades especiales se benefician de la práctica segura de la natación.

La mayoría de las personas con necesidades especiales pueden practicar natación. Incluso en casos muy severos esta práctica es recomendable, siempre que se realice con las medidas de seguridad apropiadas.

Los cuidados y las adaptaciones que se deben observar en la piscina dependen del tipo de necesidades que tenga cada persona en función de sus limitaciones. Desde ese punto de vista, se puede señalar lo siguiente.

Natación para personas con discapacidad visual

La práctica de la natación se orienta a eliminar el miedo, conseguir una flotación segura y adquirir un estilo básico de nado. Las principales medidas de seguridad tienen que ver con familiarizarlos con las instalaciones de manera óptima, eliminar los obstáculos e incorporar puntos de referencia reconocibles para facilitar el desplazamiento.

Para personas con discapacidad auditiva

En este caso, no hay mayores dificultades ni riesgos para el aprendizaje y la práctica de la natación. Solo deben incrementarse los medios visuales para facilitar la orientación y la comunicación. Las instrucciones deben hacerse cara a cara. Asimismo, es importante proteger bien el canal auditivo frente a posibles infecciones.

Natación para lesionados medulares

Las instalaciones deben estar adaptadas para facilitar la movilidad. Se pone especial énfasis en prevenir y evitar tanto las heridas como las infecciones. Para ello, deben adoptarse medidas que favorezcan o corrijan el control de esfínteres, máxime si se tiene en cuenta que son habituales las escaras en estas personas. Se debe avanzar de forma gradual y combinar el nado de espalda con el estilo libre.

Discapacidad intelectual

En este caso, se hace énfasis en que las personas con necesidades especiales encuentren en el agua un medio seguro y motivante. Por esto, se hace mayor énfasis en las actividades recreativas.

También resulta fundamental el trabajo del monitor, ya que en estos casos suele ser un referente de imitación. Es necesario un refuerzo continuo de la técnica y la personalización en la adaptación y la enseñanza.

La natación puede ser segura para todos

Las personas con necesidades especiales no tienen por qué privarse de practicar un deporte tan completo como la natación. En algunos casos, como en el del síndrome de Down, es posible y recomendable iniciar a edades tempranas.

En otros casos, lo indicado es comenzar una vez superada la fase de rehabilitación básica. La natación va a servir para continuar con el desarrollo físico y motor. Además, tiene efectos muy positivos en la salud mental y en la calidad de vida en general.

Los programas de natación para personas con necesidades especiales se plantean a corto y largo plazo. En todos los casos, se pone especial énfasis en la seguridad de la práctica, ya que los accidentes o las situaciones negativas imprevistas pueden afectar la motivación.

Lo indicado es que el monitor tome en cuenta las necesidades particulares de cada persona. Algunas adquirirán destrezas básicas que, de todos modos, mejorarán su estado de salud y anímico en general. Otros lograrán adquirir habilidades notables y, luego, podrán hacer uso de piscinas públicas sin ningún problema.

Equipos de natación recomendados para personas con necesidades especiales

El monitor debe tomar en consideración las necesidades especiales de cada persona.

Para que la práctica de la natación sea segura, las personas con necesidades especiales van a requerir de un equipo básico que garantice su bienestar y prevenga dificultades. Algunos de los elementos esenciales son los siguientes.

Protección del canal del oído

Es muy importante que el canal auditivo permanezca libre de agua. Para lograrlo, existen opciones como los tapones de silicona extragrandes que llenan por completo el oído externo y proporcionan un sello hermético para la zona.

También, se puede optar por unos tapones especializados. Estos son unos dispositivos que deben ser colocados por un médico y brindan máxima protección. Asimismo, hay bandas de natación elaboradas con neopreno que ayudan a mantener los tapones en el lugar correcto.

Trajes de baño para personas con necesidades especiales

Hay varios tipos de trajes de baño para personas con necesidades especiales que brindan máxima seguridad y confort. Uno de los principales beneficios que ofrecen algunos de estos trajes es que permiten sortear los problemas de incontinencia.

Son muchas las personas con necesidades especiales que no pueden controlar esfínteres de forma adecuada. Por lo tanto, requieren de un traje de baño especial para que no haya accidentes y se pueda mantener el agua de la piscina en óptimas condiciones.

Tales trajes son discretos y protegen contra la incontinencia urinaria y fecal. Están elaborados de neopreno con silicona de grado médico. Por lo tanto, no causan irritaciones y son muy higiénicos. Los diseños son muy llamativos y no tienen grandes diferencias en el aspecto frente a un traje de baño común.

Pañales de natación

Los pañales de natación son usados casi siempre por bebés o niños pequeños. Sin embargo, también los hay para personas adultas. Ofrecen comodidad y seguridad, al mismo tiempo que discreción. En el mercado, se encuentran variedades para todo tipo de edades y necesidades.

Dispositivos de flotación

Los dispositivos de flotación son muy importantes para que las personas con necesidades especiales naden con total seguridad. Hay una gran variedad de estos elementos. Los siguientes son algunos de ellos:

  • Flotador cuadrado de parálisis cerebral. Ayuda cuando hay debilidad en las piernas, pero buen control del cuello y de la parte superior del tronco.
  • Flotador de cabeza acuática. Contribuye a mantener la cabeza fuera del agua e impide la inclinación hacia atrás o hacia los lados. Ofrece gran libertad de movimiento.
  • Flotadores Aqua Ring. Es un anillo con varios flotadores que recorren el cuerpo. Ideales para quienes pueden mantener la postura vertical, pero no logran caminar en el agua.
  • Balsa seccional. Ayuda a permanecer en el agua, cuando aún no se sabe nadar. Se sujeta al cuerpo con correas y es muy segura.
  • Chaleco salvavidas adaptado. Son chaquetas diseñadas para diferentes necesidades. Se enfocan en la seguridad y son muy prácticos.

La natación es un deporte apto para todos

La natación no solo es una excelente actividad física, sino que también proporciona diversión y disfrute, especialmente en el verano. Ninguna persona con necesidades especiales debería privarse de esta práctica, pues respetando ciertas condiciones puede ser muy segura.

De momento, solo algunas piscinas están adaptadas a las personas con necesidades especiales. Sin embargo, se espera que en un futuro todas las piscinas brinden las características necesarias para que puedan ser utilizadas por cualquier persona sin importar su condición.

The post Natación en personas con necesidades especiales: recomendaciones y equipamiento appeared first on Mejor con Salud.

admin

Aficionado en el mundo Warez y de la criptomonedas, puede visitar mi página para ver las mejores faucets y ganar satoshis gratis.

Website: https://bonus.satoshigratis.ga/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *